Conecta con nosotros

Intelligente

Cambio climático: no tenemos planeta B

En los próximos años se agravarán los fenómenos meteorológicos extremos como lluvias torrenciales o periodos de fuertes sequías

La crisis climática está dañando la salud de los niños del mundo, ya que sus sistemas inmunitarios están aún en proceso de desarrollo y son más susceptibles a las enfermedades y a los contaminantes medioambientales.

Esta afirmación puede parecer dramática, pero revela la magnitud del problema al que la humanidad se enfrenta como especie.

Así se señala en un estudio publicado en The Lancet, en el que han intervenido más de un centenar de expertos de 35 instituciones de todo el mundo, como la Organización Mundial de la Salud o el Banco Mundial.

Viñeta concienciación de ‘López’ incluida en el libro ¡Houston, tenéis un problema!

La imparable subida del nivel del mar

Otro impactante dato es el siguiente: casi 300 millones de personas viven en zonas susceptibles de verse inundadas de aquí al año 2050, unas 200.000 solo en España, como consecuencia de la subida del nivel del mar, provocada por el cambio climático, según un nuevo estudio internacional publicado recientemente en Nature Comunications.

También el Observatorio de la Sostenibilidad ha advertido de un riesgo que, en un país con más de 10.000 kilómetros de costa, puede afectar a casi un millón de españoles.

El cambio climático es una realidad que solo niegan algunos dirigentes anclados en una visión cortoplacista

Es una referencia más que nos advierte de la gravedad de la crisis climática que vivimos y de las consecuencias, en el medio plazo, si se mantienen las actuales emisiones de gases de efecto invernadero.

Que el cambio climático es una realidad ya no lo niega casi nadie, salvo algunos dirigentes, en todos los ámbitos de decisión, anclados en una visión cortoplacista.

Su representante más visible es Donald Trump, al que se han sumado otros líderes negacionistas o climaescépticos del denominado sector populista ultra. Pero los impactos del cambio climático también se notan en sus países.

Viñeta concienciación de ‘López’ incluida en el libro ¡Houston, tenéis un problema!

Cambio acelerado por la acción humana

Es cierto que el clima ha sufrido variaciones de forma natural a lo largo de la historia del planeta.

La singularidad del proceso que vivimos desde la época preindustrial es que ahora este cambio está acelerado por la acción humana, y que no queda mucho tiempo para revertirlo.

La singularidad del proceso que vivimos desde la época preindustrial es que ahora este cambio está acelerado por la acción humana

La ciencia ha hablado, el Panel intergubernamental de expertos de Naciones Unidas sobre cambio climático (IPCC) lo ha advertido, pero los dirigentes mundiales parecen duros de oído.

Recuerdo que una de las principales conclusiones del primer informe de la Comisión Nacional del Clima de nuestro país apuntaba que en los próximos años se agravarían los fenómenos meteorológicos extremos como lluvias torrenciales o periodos de fuertes sequías.

También indicaba que la práctica totalidad de las playas turísticas españolas estaban amenazadas. No andaban descaminados y, varias décadas después, las lluvias torrenciales son cada vez más frecuentes y violentas, los periodos de sequía más extremos y las pérdidas ­—humanas y materiales— cada vez más dolorosas.

Arturo Larena es periodista ambiental, director y miembro fundador de EFEverde (Agencia EFE).

La voz del periodismo ambiental

Recientemente, los jóvenes de Fridays for Future y del movimiento Extinction Rebellion gritaban en la calle que la ciencia ha hablado y reclamaban a nuestros dirigentes que escuchasen a los científicos.

Desde el periodismo ambiental también lo venimos denunciando y eso nos ha valido la etiqueta y el estigma de catastrofistas, aunque simplemente transmitimos el mensaje de científicos y ecologistas, entre otros. 

El periodismo ambiental ha sido etiquetado de catastrofista, pero solo transmitimos el mensaje científico y ecologista

No hay nada que moleste más a un periodista que equivocarse, pero, en este caso, no nos hubiera importado errar. No es así y por eso seguimos obligados a trasladar los impactos que ya se están produciendo y que afectan al día a día de millones de personas.

El cambio climático nos afecta a todos

Los efectos del cambio climático superan las imágenes del deshielo ártico o del oso polar encaramado a un carámbano de hielo, nos están afectando ya en nuestro día a día.

Tienen que ver con la salud, cuyos problemas derivan de los altos índices de contaminación en las ciudades o de la mejora de las condiciones para los vectores que transmiten enfermedades.

Los efectos del cambio climático superan las imágenes del deshielo ártico o del oso polar encaramado a un carámbano de hielo

Tienen que ver con la seguridad alimentaria por la pérdida de cosechas, el aumento de plagas o la falta de agua. Tienen que ver con la economía y el empleo y con la forma en que consumimos energía… Y la lista sigue.

De hecho, el pasado 2018 ha sido el segundo año en el que se registraron las condiciones climáticas más propicias para la propagación de las bacterias que causan las enfermedades diarreicas a nivel mundial.

Para quienes dudan, más datos: el coste de los incendios forestales es 48 veces mayor que el de las inundaciones; el 90% de las pérdidas causadas por fenómenos meteorológicos extremos se producen en países con bajos ingresos que no cuentan con seguros.

Viñeta inédita de ‘López’ sobre el cambio climático dedicada al autor del artículo.

Cumbre del clima en Madrid

Por eso es relevante la Cumbre del Clima, la vigésimo quinta conferencia de las partes (COP25) de la Convención marco de Naciones Unidas sobre cambio climático (CMNUCC), que se ha celebrado en Madrid entre el 2 y el 13 de diciembre de 2019.

Nos costó 21 años ponernos de acuerdo para lograr, en 2016, el Acuerdo de París en el mayor tratado vinculante frente a la crisis climática, con casi 200 países comprometidos.

Ahora es necesario aumentar la ambición climática, y la Cumbre del Clima de Madrid ha sido el punto de partida

Ahora es necesario aumentar la ambición climática, y Madrid ha sido el punto de partida. Y en ello los ciudadanos nos somos ajenos.

Cada gesto cuenta y en nuestro doble papel como consumidores y votantes podemos elegir y aprobar o sancionar comportamientos empresariales y políticos buenos o malos con el planeta.  Y, por lo tanto, con nosotros mismos… pero para ello debemos comprometernos y optar.

Arturo Larena, Premio Nacional de Medio Ambiente, una de las voces más autorizadas del periodismo medioambiental.

Desde el periodismo ambiental vamos a seguir contando una realidad que no se puede ocultar

Desde el periodismo ambiental vamos a seguir contando una realidad que no se puede ocultar.

Sabemos que -lamentablemente- seremos trasmisores de malas noticias, pero la información es clave para tomar decisiones con conocimiento de causa.

Una sociedad informada puede exigir medidas a sus dirigentes. De momento, los jóvenes y los no tanto ya reclaman actuaciones al grito de «No hay plan(eta) B».

Arturo Larena

Arturo Larena es periodista ambiental. Actualmente es director de EFEverde. Ha sido delegado de EFE en Extremadura, Madrid y Galicia. Maestro de la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI). Miembro del consejo asesor de la Red Internacional de Escritores por la Tierra. Premio Nacional de Medio Ambiente. Premio Fundación BBVA a la Conservación de la Biodiversidad. Premio Panda de Oro de WWF como uno de los cinco españoles que más han contribuido a la cultura ambiental desde los medios de comunicación.

publicidad

Anafilaxia, hacia un tratamiento eficaz

Salud y más

Un gran paso para la humanidad

Idígoras y Pachi

Casas inteligentes para gente ‘intelligente’

Idígoras y Pachi

‘Juntos’, pero no ‘revueltos’ contra el coronavirus

Intelligente

Connect
Newsletter Signup

Introduce tu email