Conecta con nosotros

Intelligente

De firmas digitales y falsificaciones

La firma electrónica simple, la fotocopiada o la escaneada adquieren la forma visual gráfica de la manuscrita y pueden ser falsificadas

Este mes hablamos de firmas digitales y falsificaciones. Las firmas digitales y electrónicas a menudo se utilizan como sinónimos, pero no todos los tipos de firmas electrónicas tienen las características de seguridad de las firmas digitales.

No todos los tipos de firmas electrónicas tienen las características de seguridad de las firmas digitales

Una firma digital, que no debe confundirse con un certificado digital, es una técnica matemática utilizada para validar la autenticidad e integridad de un mensaje, software o documento digital. No es un nombre, sino que consta de dos “claves” o secuencias de caracteres separadas.

La firma digital es, por tanto, una parte fundamental de la firma electrónica avanzada y de la firma electrónica cualificada, pero no de la firma electrónica simple.

El número de identificación personal (PIN)

Este tipo de firma no permite atribuir dicha firma electrónica de un firmante a ese mismo en concreto, por lo que no reúne las características de la firma digital. Estas son:

  • autenticación
  • no repudio
  • integridad

Por ejemplo, el número de identificación personal (PIN) ingresado en un cajero automático del banco, o hacer clip y/o firmar en aceptar “términos y acuerdos” en un contrato electrónico de telefonía.

Una firma digital, no confundirse con un certificado digital, es una técnica matemática utilizada para validar la autenticidad de un mensaje, software o documento digital.

Las firmas digitales son electrónicas, pero no todas las firmas electrónicas son digitales

¿Qué significa esto? Que no se puede verificar tú identidad ni tampoco a qué tipo de documentos se anexa tú firma.

Rodriguez & Vilar Asociados nos muestra un caso real de falsificación y usurpación de la identidad gráfica de una persona.

Un caso real de falsificación y usurpación de la identidad gráfica de una persona, donde Rodriguez & Vilar Asociados fue designado en pro de la justicia y que a continuación relato.

Las personas somos “malas” por naturaleza propia, nuestro instinto nos hace querer y poseer siempre lo mejor a toda costa, aunque espero que no sea en todos los casos de la humanidad, y ante las irregularidades de ciertos métodos, nos aprovechamos para sacar el máximo partido.

Un caso real de firmas digitales y falsificaciones

Dos personas aprovecharon la información que tenían en su poder sobre los datos de una pequeña empresa para lucrarse de forma fraudulenta, apropiándose de móviles de alta gama para uso particular y sin el más mero remordimiento sobre el perjuicio que le causaban a la pyme y a su administrador.

Contactaron con un comercial de una de las famosas compañías de telefonía móvil en nombre del representante de la empresa afectada. Solicitaron cinco móviles de alta gama por un valor de 6.000 euros, con una financiación a tres años y con el condicionante de permanencia durante ese periodo de tiempo con la misma.

La captación de cliente transcurrió sin que el comercial solicitara documentación que acreditara al firmante y su cargo en la empresa

Estas personas utilizaron todos los datos de la empresa y de su administrador para cumplimentar el “supuesto” contrato.

El comercial de telefonía apuntaba todos los datos que le iban proporcionando y para finalizar la transacción, solicitó la firma del representante legal de la empresa. Uno de ellos suplantó al verdadero administrador de la empresa signando en un espacio en blanco de un Ipad.

Todo este proceso de captación de nuevo cliente transcurrió sin que el comercial, en ningún momento, solicitara documentación que acreditara tanto al firmante (su D.N.I) como su cargo en la empresa, y por ende, el resultado de esta transacción iba predestinado al fracaso.

Tras la firma en concepto de aceptación de los términos y condiciones que el comercial expuso verbalmente y cumplimentó mientras solicitaba los datos, pero que a la hora de signar el firmante nunca ve el documento porque firma en blanco, comenzó el problema. Las personas que realizaron la contratación y adquirieron las terminales de alta gama nunca abonaron ninguna cuota de las establecidas contractualmente. Lógico, como era de esperar.

Ana I. Vilar es experta en Pericia Caligráfica, Documentoscopia y Psicografología. Directora del Laboratorio de Criminalística Documental ‘Rodríguez & Vilar Asociados’

Fraude por usurpación de la identidad gráfica y personal

Obviamente, la empresa de telefonía y tras varios impagos de las cuotas procedió a cancelar los servicios “supuestamente” contratados e inició una vía de reclamación a la empresa y a su administrador. Fue en ese instante cuando el verdadero administrador recibió dicha reclamación y se dio cuenta que había sido víctima de un fraude por usurpación de la identidad gráfica y personal.

Se nos solicitó determinar la autenticidad o falsedad de la firma digitalizada bajo la sospecha de la posible usurpación de la personalidad gráfica

Se nos solicitó, vía judicial, determinar la autenticidad o falsedad de la firma digitalizada (electrónica simple), bajo la sospecha de la posible usurpación de la personalidad gráfica.

También se solicitaron tanto los datos biométricos de la firma electrónica simple realizada como el contrato original en formato papel donde dicha signatura estaba situada en sus lugares correspondientes.

Quiero destacar que, aunque el contrato conste de 14 páginas, firma solo hay una. Recordemos que solo se firma una vez, en blanco, en un Ipad, y esa firma se adjunta a tantos documentos como la empresa de telefonía considere conveniente según las condiciones contractuales aceptadas, aunque las desconozcamos y ni siquiera, como costumbre, las hayamos leído.

¿Por qué no existen dos firmas iguales?

Datos biométricos

Para determinar el objeto de estudio solicitado, nuestro laboratorio realiza el mismo procedimiento que, supuestamente, realizó el administrador de la empresa.

Nuestro laboratorio realiza el mismo procedimiento que, supuestamente, realizó el administrador de la empresa

Le hacemos firmar en una tableta digital (uno de nuestro medios del laboratorio) en blanco, recopilando así los datos biométricos y la forma visualde su firma electrónica simple.

Posteriormente la insertamos en un contrato de similares características y lo imprimimos. De esta forma tenemos elementos aptos de cotejo (datos biométricos y forma visual -gráfica- digitalizada).

Mediante el mismo procedimiento y con la finalidad de extraer posibles variabilidades, también le hacemos firmar con un bolígrafo en un papel símil al contrato. Así obtenemos tanto su firma electrónica simple como su firma manual (manuscrita).

La firma electrónica simple, la fotocopiada o la escaneada adquieren la forma visual gráfica de la manuscrita y son susceptibles de ser falsificadas.

Más habitual de lo que parece

Tras estudiar ambas signaturas y compararlas con las firmas objeto de estudio, se determinó de forma irrefutable y demostrativa su falsedad y usurpación de la personalidad gráfica del acusado y así quedó plasmado en la sentencia.

La firma electrónica simple, la firma fotocopiada o la firma escaneada son las que adquieren la forma visual gráfica de la firma manuscrita y son susceptibles de ser falsificadas

La compañía telefónica fue condenada al pago de las costas más los gastos y perjuicios que el empresario sufrió durante el procedimiento. Uno de ellos, el coste del perito calígrafo, en este caso nuestra intervención.

Esto sucede más veces de lo que se puedan imaginar. La firma electrónica simple, la firma fotocopiada o la firma escaneada son las que adquieren la forma visual gráfica de la firma manuscrita y son susceptibles de ser falsificadas o utilizadas de forma fraudulenta e ilícita.

Espero que esta situación les sirva para que sean más celosos de sus datos y lleven cuidado con los mismos y de qué personas se pueden rodear en sus quehaceres profesionales y personales. Te lo hemos contado desde Rodriguez & Vilar Asociados en conideintelligente.com, el portal de la gente intelligente.

¿Por qué mi firma se parece a la de mis padres?

Ana Isabel Vilar

Experta en Pericia Caligráfica, Documentoscopia y Psicografología. Directora del Laboratorio de Criminalística Documental 'Rodríguez & Vilar Asociados'. Colaboradora y ponene en congresos nacionales e internacionales. Coautora de los libros: 'El Abogado y la Prueba Documental del Perito Caligráfico' y '10 opiniones personales sobre mis diez años como Perito Caligráfico'. Cofundadora de la línea editorial DifundoGrado y de la figura del 'Consultor Profesional en Prueba Documental'. Presidenta de la Asociación Nacional de Expertos en Documentos y Escrituras (ANEDYE).

publicidad

Así serán las vacaciones de verano del futuro

Idígoras y Pachi

Un ‘respiro’ para la investigación

Idígoras y Pachi

Anafilaxia, hacia un tratamiento eficaz

Salud y más

Revolución en el tratamiento de la hernia discal

Salud y más

Connect
Newsletter Signup

Introduce tu email