Conecta con nosotros

Intelligente

Lo que tu letra esconde

La pericia caligráfica es una prueba admitida en derecho y recogida por las leyes procesales, mientras que la Grafología no queda descrita en las mismas ni suele ser prueba en proceso judicial

Lo que tu letra esconde. ¿Quién lo puede desvelar? ¡Eres Perito Calígrafo! ¡Dime qué dice mi letra de mí! ¿Cuál es la diferencia entre la Grafología y la Pericia Caligráfica? Respondemos a estas y otras cuestiones en conideintelligente.com, información para decidir de la gente intelligente.

No es de extrañar que el desconocimiento del significado de ambas disciplinas provenientes de la Criminalística Documental, independientes entre sí a la par que unidas en sus inicios, haga que el neófito piense que el perito calígrafo, mediante el arte adivinatorio, pueda decirle a quién escribe en cualquier papelito, cualidades y desavenencias de su personalidad.

¡Eres Perito Calígrafo! ¡Dime qué dice mi letra de mí!

Durante los más de 15 años que llevo ejerciendo esta profesión en exclusiva me he encontrado y me encontraré con multitud de personas, la mayoría de ellas casi siempre conocidas, que con la sutileza de escribir una frase en una servilleta o en un trozo de papel que piden en una cafetería y firmarlo, me dicen: ¡Toma! ¡A ver qué sabes de mí!

Ana I. Vilar es experta en Pericia Caligráfica, Documentoscopia y Psicografología. Directora del Laboratorio de Criminalística Documental ‘Rodríguez & Vilar Asociados’

El grafólogo y el perito caligráfico

Lo primero que quiero destacar para vuestro conocimiento personal es la diferencia entre el grafólogo y el perito calígrafo.

La grafología estudia los rasgos de personalidad y carácter de un individuo a través de la escritura realizada en ese momento

La grafología estudia los rasgos de personalidad y carácter de un individuo a través de la escritura realizada en ese momento (importante resaltar el factor «tiempo»).

La pericia caligráfica prescinde de estas connotaciones para investigar exclusivamente la autenticidad o falsedad de un manuscrito o de una firma, sin entrar a valorar nada más, entre otros modelos de investigaciones (datación relativa de documentos, entrecruzamiento de trazos, añadidos, borrados, etc.)

La grafología precisa imperiosamente de un escrito espontáneo realizado en un folio en blanco. Dicho manuscrito debe contener, al menos, quince líneas y la signatura tras la finalización del texto.

La pericia caligráfica investiga exclusivamente la autenticidad o falsedad de un manuscrito o de una firma

La grafología se limita sólo al estudio de la escritura manuscrita cuya autoría no se pone en duda.

La pericia caligráfica es una prueba admitida en derecho y recogida por las leyes procesales españolas, mientras que la grafología no queda descrita en las mismas ni suele ser una prueba presentada en un proceso judicial.

Cuando se pretende probar una patología o circunstancia psíquica de una determinada persona, primará la presentación de informes periciales emitidos por psicólogos más que por grafólogos y que dentro de sus conocimientos, serán colaboradores de los primeros en los casos que se les solicite su intervención.

La grafología estudia los rasgos de personalidad y carácter de un individuo a través de la escritura realizada en ese momento. La pericia caligráfica investiga exclusivamente la autenticidad o falsedad de un manuscrito o de una firma

Especializacion

Una vez que tenemos clara la diferencia entre ambas profesiones, os diré que tanto los peritos calígrafos hemos estudiado Grafología como a la inversa. Simplemente, tras finalizar los estudios pertinentes, cada profesional se especializa, si quiere, en una rama en concreto.

¿Qué ocurre cuando alguien te pide que le digas cómo es su personalidad, mostrándote una frase en una servilleta?

Usualmente ocurre de esta forma, aunque algunos profesionales y a través de la formación continua, la participación en talleres específicos, investigaciones propias, colaboraciones con equipos multidisciplinares públicos y privados, etc. pueden demostrar, como es el caso de nuestro laboratorio, que dominan ambas disciplinas.

Pues bien, ¿qué ocurre cuando esa persona te pide que le digas algo de cómo es su personalidad, por ejemplo, mostrándote una simple frase en una servilleta? ¡O solo su firma!

Lo que tu letra esconde

Como he dicho anteriormente, cuando te preguntan esto es porque te conocen, no son amigos tuyos pero sí conocidos y por tanto estas condicionado a lo que ya sabes de esa persona.

Los rasgos que puedas llegar a determinar con dos líneas son tan sumamente generales que no estás diciendo nada concreto

Esto no significa que porque conozcas a alguien no puedas hacerle un informe grafológico sobre su personalidad, pero sí es verdad que, cuanto más sepas de la persona, inconscientemente más te condicionas a definir su carácter.

Ocurre lo siguiente. Los rasgos que puedas llegar a determinar con dos líneas son tan sumamente generales que no estás diciendo nada concreto, por eso es tan importante cumplir con los requisitos necesarios para hacer un informe grafológico.

El lenguaje no verbal nos delata y nuestra escritura también.

Lenguaje verbal y escritura

Escribir de forma espontánea un mínimo de quince líneas en un folio en blanco y firmarlo. Este manuscrito sí que te ofrece los condicionantes imprescindibles para poder exponerle a la persona interesada, cuál es en realidad su carácter y su personalidad en el momento del escrito.

El lenguaje no verbal nos delata y nuestra escritura también.

Cuando se mantienen estas pautas y te presentan el manuscrito correctamente realizado para que lo analices, te encuentras con otro condicionante natural de las personas; que los caracteres negativos no se quieren asumir (egocentrismo, mentiroso, agresivo, insociable, incapaz de compartir su vida con nadie, infantilismo, etc…).

Por consiguiente, sueles perder “la amistad” con quién, en forma de curiosidad, te ha solicitado que estudies su escritura y le muestres su personalidad y carácter real.

¿Por qué incido constantemente en decir esto de personalidad y carácter real? Porque de nuestra boca salen muchas palabras pero no todas dicen la verdad. El lenguaje no verbal nos delata y nuestra escritura también.

No le propongáis a un perito caligráfico que os determine carácter y personalidad sin saber, a ciencia cierta, si domina o no la Grafología

Con este artículo espero que hayáis aprendido a diferenciar a un perito calígrafo de un grafólogo.

En el caso de que conozcáis a algún perito calígrafo, no le propongáis que os determine vuestro carácter y personalidad sin antes saber, a ciencia cierta, si domina o no la Grafología.

Y, por supuesto, en el caso de que domine dicha disciplina, que estéis dispuestos a asumir lo que no os gusta de vosotros mismos.

Para más información puedes contactar con ‘Rodríguez & Vilar Asociados’.

Ana Isabel Vilar

Experta en Pericia Caligráfica, Documentoscopia y Psicografología. Directora del Laboratorio de Criminalística Documental 'Rodríguez & Vilar Asociados'. Colaboradora y ponene en congresos nacionales e internacionales. Coautora de los libros: 'El Abogado y la Prueba Documental del Perito Caligráfico' y '10 opiniones personales sobre mis diez años como Perito Caligráfico'. Cofundadora de la línea editorial DifundoGrado y de la figura del 'Consultor Profesional en Prueba Documental'. Presidenta de la Asociación Nacional de Expertos en Documentos y Escrituras (ANEDYE).

Deja tu comentario

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

publicidad

Así serán las vacaciones de verano del futuro

Idígoras y Pachi

Un ‘respiro’ para la investigación

Idígoras y Pachi

Anafilaxia, hacia un tratamiento eficaz

Salud y más

Revolución en el tratamiento de la hernia discal

Salud y más

Connect
Newsletter Signup

Introduce tu email